Grelos


Los greloa son los tallos tiernos que soportarán la flor del nabo (Brassica napus) que aparecen en la planta justo antes de su floración. El grelo es ingrediente básico de los platos más famosos de la cocina tradicional gallega, tales como el lacón con grelos o el caldo gallego.
El nabo es una planta adecuada para climas fríos y húmedos que se adaptó durante siglos al terreno profundo, fresco y fértil de Galicia. El primer producto que da es la nabiza: las hojas de las primeras ramas; las más tiernas se cuecen el el caldo y las más leñosas sirven de alimento al ganado.
Hacia el mes de enero ya tenemos el grelo, el manojo más tierno de esa planta, que aparece en el momento de florecer o "grelar", de echar simiente. Al final del ciclo, el nabo partido en trozos con agua caliente y harina se utiliza para cebar los cerdos.
El grelo se corta de la planta a mano y sus manojos se atan con mimbre o paja. Se guardan esparcidos en un sitio fresco y sin luz hasta la hora de cocinarlos, conservando así frescos los aromas más peculiares.
Por su riqueza en beta caroteno, contribuyen al aporte de vitamina A al organismo (éste transforma el beta caroteno en dicha vitamina a medida que la necesita). También destacan por su contenido en vitamina C y ácido fólico. Un aporte adecuado de estas tres vitaminas es garantía de tener un sistema inmunitario más resistente frente a las infecciones del organismo.
El consumo durante todo el año de estas verduras, habituales en invierno y primavera en los mercados.

Potaje de grelos
Ingredientes
1 manojo de grelos (entre 600-700 g)
2 Papas grandes
400 g Costilla de cerdo
1 hueso de jamón
1 Chorizo fresco
200 g garbanzos precocidos
1 cucharada Harina
1 cucharadita pimentón dulce
1 cucharadita orégano fresco
una pizca de pimiento de cayena, sal

Preparación
Lavar la costilla y ponerla en una olla con dos litros de Agua y cocinar junto al hueso de jamón y el chorizo. Dejarlo en hervor suave durante una hora al menos, retirando la espuma del caldo durante este tiempo.
Mientras tanto, limpiar los grelos eliminando los tallos gruesos y las hojas amarillas; picar en juliana una vez lavado y echarlo en el caldo. Así mismo, pelar las patatas y partir en trozos irregulares sobre la olla, dejándolo hervir, a fuego lento, hasta que la patata se haya deshecho totalmente, aproximadamente tardará 30-40 minutos. A mitad de cocción, añadir la harina diluída en la leche y continuar cocinando. Agregar los garbanzos precocidos.
Comprobar el punto de sal y añadir la pimienta al gusto. Darle un nuevo hervor y servir en cazuela

No tan  secretos… 

La familia de las Crucíferas tiene 3 clases de géneros Brassicas:
Brassica olerácea (berzas, repollos y asa cántaro)
Brassica rapa (nabizas, grelos)
Brassica napus (nabo o nabicol)
Ls mejor época o temporada para buscar grelos en los mercados es en invierno y principios de primavera.
Consejos para su compra: Al comprarlos, debemos de tener en cuenta lo mismo que si compráramos espinacas. Sus hojas deben estar verdes, tersas, brillantes, sin manchas.
Conservación: Si los queremos guardar unos días en la heladera, debemos ponerlos en una bolsa de plástico perforada y así aguantarán unos 4 ò 5 días.
Los grelos contienen: vitaminas (mucha pro vit.A), minerales (calcio, potasio, sodio, hierro) y folatos.
Entre sus propiedades y beneficios se encuentran que son diuréticos, hacen bien a la vista, cabello y uñas, promueve resistencia frente a las infecciones, es bueno para la visión nocturna, el tránsito intestinal, el colágeno en dientes y huesos y la transmisión y generación del impulso nervioso y muscular.

Seguidores