Macarrones

La primera vez que tuve un encuentro con este estandarte de la pastelería francesa fue en España: precisamente en Madrid. Me llamo la atención el colorido, las texturas que se ven a simple vista. La primera pregunta que vino a mí, fue cómo se haría algo supuestamente tan simple y sabroso. Al probarlo sentí lo crujiente y lo húmedo al mismo tiempo. Para los que les gusta el sabor del fruto seco, esta es una sorpresa digna de experimentar.
El macarrón dulce, después de volver a situarse en la vanguardia del panorama gastronómico gracias a la creatividad de grandes chefs parisienses, revela sus sabores infinitos en una explosión de color. Considerado como una de las joyas de la pastelería francesa, este pastelito redondo expone ahora su carácter más goloso más allá de nuestras fronteras.
Rosa, verde, amarillo, azul, marrón… En las estanterías de las pastelerías francesas, el macarrón atrae las miradas abriendo el apetito al mismo tiempo.
Aunque es posible atribuir a los pasteleros franceses la paternidad del macarrón dulce tal y como lo conocemos hoy en día, con sus dos cáscaras reunidas por un ganache untuoso, los orígenes del macarrón son probablemente italianos, o quizá árabes. Este pastelito, entonces simple y sin colores, habría llegado a Francia en el equipaje de Catalina de Médicis, en el siglo XVI. Después habría evolucionado de forma distinta según las regiones, conservando siempre los tres ingredientes que componen su receta básica: clara de huevo, azúcar y almendras.
Hoy en día, el macarrón de las grandes pastelerías parisienses es uno de los orgullos de la pastelería francesa.

Macarrones de vainilla
Ingredientes
30 gramos de azúcar
110 gramos de azúcar impalpable
60 gramos de harina de almendra
50 gramos claras de huevo
Colorante
Para el relleno
125 gramos de manteca sin sal
160 gramos azúcar impalpable
Media cucharadita de extracto de vainilla
2 cucharadas de leche entera

Preparación
Para elaborar esta sencilla receta mezclar la harina de almendras y el azúcar impalpable o glass, con la ayuda de una licuadora.
Mientras, se montan las claras y cuando estén bien firmes, ir incorporando la mezcla de azúcar impalpable y almendras, poco a poco, sin dejar de remover al mismo tiempo. También agregar dos o tres gotas del colorante.
Es muy importante que la mezcla quede en su punto, ni demasiado líquida ni demasiado espesa. Una vez lista, introducirla en una manga pastelera con un pico liso no demasiado grande, que permita conseguir unos macarrones pequeños.
Cubrir la bandeja del horno con papel antiadherente y formar los macarrones con la manga pastelera, dejándolos una media hora fuera del horno.
Con el horno precalentado, meter la bandeja y esperar unos 20 minutos antes de retirarla. Dejar enfriar antes de retirar de la bandeja.
A continuación preparar el relleno, que en este caso es una vainilla. Para ello disponer en un bol todos los ingredientes, batir bien y cuando llegue al punto, rellenar con la mezcla una manga pastelera, rellenar sobre la base de un macarrón y tapar con otro, formando una especie de "alfajor".

Guisos y cazuelas para enfrentar la ola de frío

Hoy estuve recordando varias recetas especiales para estos días de mucho frío. Elegí para compartir con ustedes algunos guisos y cazuelas tradicionales, cada uno con distintos tipos de carnes. Espero que los disfruten.

Callos de ternera
Ingredientes
2 k. de mondongo
500 grs. de morro de cerdo
1 manita de cerdo
1 cebolla
3 dientes de ajo
2 chorizos colorado ahumado
2 morcillas secas
1/4 Kgr. jamón serrano
4 tomates maduros
1 hoja de laurel
Sal
1 cucharón de aceite de oliva
1 guindilla
1 pizca de pimienta blanca
3 cucharas de pimentón dulce o ahumado
500 g garbanzos
Para el caldo:
1 hueso de jamón
4 puerros
5 zanahorias
2 tomates maduros
1 hoja de laurel
2 clavos
10 granos de pimienta negra
Preparación
Limpiar los callos, morro y manita y poner a hervir en una olla con agua, para limpiarlos bien a fondo. (repetir con los callos este proceso 4 veces, con cambios de agua en cada caso).
Mientras tanto, limpiar las verduras y preparar un caldo. Una vez ha hervido durante 1/2 a fuego máximo, añadir los callos, morro y la manita.
Colocar la cebolla entera, los ajos en láminas, el jamón en rodajas, el tomate rallado.
Preparar un sofrito en la cazuela donde se van a hacer los callos, con la cebolla, los ajos, la hoja de laurel y la guindilla, a fuego lento y con aceite de oliva.
Cuando ya estén doraditos, añadir el pimentón dulce y antes de que se queme, también el tomate rallado y el jamón, hasta que el sofrito esté terminado.
Luego sacar los callos del caldo, se escurren los callos, morro y manita del caldo y añadirlo a la cazuela con el sofrito: la mano de cordero partida, los callos o mondongo y el morro a cuadritos del tamaño del que mas guste.
Luego partir las morcillas y los chorizos en rodajas y añadir también al guiso.
Cocinar a fuego lento durante 1 hora. Tienen que quedar muy blanditos, casi deshacerse.
Por último, tomar las zanahorias y puerros del caldo y licuarlas hasta que queden como puré y, añadirlo al guiso, junto con un poco de caldo. Si durante la cocción hiciera falta más líquido, se va añadiendo caldo.
Los garbanzos se pueden tener cocidos con antelación y añadir al guiso, cuando le falten 20 minutos, para que se termine todo.

Porotos con chorizo
Ingredientes 
500 grs. de porotos blancos (remojados desde el día anterior)
1 cabeza de ajo
1 cebolla mediana
1 pimiento verde
1 zanahoria mediana
200 gr. panceta ahumada
100 g Jamón serrano
Una cucharadita de pimentón dulce
Medio vaso de aceite de oliva virgen
200 grs. de chorizo colorado
Preparación
Poner los porotos con agua al fuego, dejar hervir, retirarlos del agua de cocción y volver a ponerlos con agua limpia fría.
Agregar la cabeza de ajo limpia, el resto de las verduras, enteras, el aceite de oliva, el chorizo, el jamón serrano y la panceta ahumada cortados en dados y el pimentón.
Cubrir bien de agua y dejar hervir en una olla 2 horas y 30 minutos.
Una vez que la verdura esté cocida quitarla de la olla y con el agua de la cocción procesarla y volver a incorporar a la olla. Sazonar cuando los porotos estén tiernos.

Cazuela de pollo
Ingredientes
Pollo, 1
Cebolla, 1
Papas, 2
Zanahorias, 2
Choclos, 2
Chauchas, 300 g
Caldo de verduras, 2 litros
Aceite de oliva, cantidad necesaria
Laurel, tomillo, perejil y orégano, a gusto
Pimentón, una cucharadita
Sal, a gusto
Preparación
Limpiar y cortar el pollo en 8 presas.
Saltearlas de a poco en una sartén con aceite caliente.
Pelar la cebolla, las papas y las zanahorias.
Lavar bien las verduras. Cortar la cebolla en trozos pequeños, la papa en cubos de unos 3 cm, las chauchas y la zanahoria en rodajas gruesas también de 2 cm.
Quitar los granos a los choclos con un cuchillo.
En una olla saltear con aceite la cebolla y la zanahoria a fuego moderado y revolviendo.
Incorporar el pollo, las hierbas y el pimentón. Ir agregando caldo hasta cubrir la preparación. Cocinar media hora y poner las chauchas.
Pasados unos 10 minutos incorporar las papas y el choclo.
Revolver y agregar caldo cada tanto. La cazuela estará lista cuando las papas estén cocidas.
La cazuela de pollo debe quedar caldosa, y se sirve en bowls individuales acompañada de alguna salsa de ají picante.

Cazuela de mariscos
Ingredientes 
400 g de calamares
1 kg de mejillones
100 g de camarones pelados
50 g de berberechos
100 g almejas
1 cebolla
½ pimiento verde
½ pimiento rojo
2 dientes de ajo
Perejil
1 g de azafrán
20 g de manteca
1 vaso de vino blanco
Sal, pimienta, ají molido y pimentón a gusto
2 tomates
500 cc de puré de tomates
Preparación
Cortar las cebollas y los pimientos en tiras finas, colocarlos en un recipiente, en el que previamente se calentó la manteca. Dorar los ingredientes. Agregar los tentáculos de calamar cortados en trozos y los cuerpos en rodajas.
Verter el vino y el azafrán y dejar cocinar hasta que se absorba el líquido. Agregar los dientes de ajo sin pelar, los tomates picados y el puré de tomates. Condimentar.
Cocinar por diez minutos, llevar el fuego al mínimo y dejar evaporar por otros diez minutos, rectificar condimentos, agregar los mariscos, retirar los dientes de ajo.
Para servir, espolvorear por encima con perejil picado y acompañar con rodajas de pan casero calentadas al horno y espolvoreadas de pimentón.

Brunch casero, para agasajar a la familia

Como muchos saben la palabra brunch es un neologismo anglosajón que proviene de la unión de breakfast y lunch. De eso se trata: de una comida que se realiza en la franja horaria que va justamente entre el desayuno y el almuerzo, y que, sin ser específicamente ninguna de los dos, logra satisfacer el deseo de un desayuno tardío y un almuerzo ligero.
Entre esas horas donde el desayuno transcurre y el almuerzo se desea, entre lo dulce y lo salado, el brunch es ideal para los que se despiertan con buen apetito y al mismo tiempo los que se pierden en deseos sin poder elegir. Un poco de todo y en su justa medida.
Originalmente los hoteles ingleses fueron los pioneros en este servicio, brindándose como un horario alternativo para comer la primera ingesta calórica de la jornada en días feriados y fines de semana. El brunch se instaló luego en los Estados Unidos, donde es una cita obligada de la cocina deli, y primeramente como necesidad de satisfacer a huéspedes con esta costumbre que llega por tendencia a muchos países.
Por esta razón hoy quise proponerles las mejores ideas para que puedan ustedes mismos sorprender a seres queridos  con un brunch de sus propias manos.

Tostada de brioche con hongos cremosos y huevo poche
Ingredientes
300gr de champignones, portobellos y girgolas
1 cucharada aceite de oliva
100 gr panceta ahumada (crocante)
20 gr manteca
1 cebolla de verdeo, en juliana muy fina
100 gr crema de leche
Sal y pimienta a gusto
Ciboulette ciselado
4 rebanadas de brioche, tostadas
4 huevos poché
c/n Aceite de oliva
Opcional: Mini cebollas horneadas
Preparación 
Lavar y cortar en pedazos los hongos. Picar la cebolla de verdeo. Picar las hierbas.
Derretir la manteca con el aceite sobre fuego medio en una sartén. Agregar la cebolla y cocinar hasta que este traslucida. Incorporar los hongos. Subir un poco el fuego y cocinar unos minutos sin revolver, hasta dorar los hongos.
Agregar sal, pimienta y la crema. Ir revolviendo cada tanto hasta que adquiera consistencia espesa. Reservar.
Tostar las rebanadas de brioche y reservar.
Poner agua a hervir con borbotones grandes, no muy rápido, agregar un buen chorro de vinagre. Cascar un huevo en un bowl. Con una cuchara hacer un remolino en el centro del agua hirviendo y volcar con cuidado el huevo en el centro. Se va a ir envolviendo la clara alrededor de la yema. Partes de clara van a separarse, está bien. Cocinar 4 minutos y sacar con espumadera.
Poner la tostada en un plato, arriba la crema de hongos, la panceta crocante, el huevo, un chorro de aceite de oliva, sal, pimienta negra y las hierbas picadas.

- Baguel de salmón ahumado, queso de hierbas frescas, pepinos  y apio: armar un sándwich con salmón ahumado, queso crema previamente mezclado con hierbas picadas (eneldo, cilantro, albahaca), jugo y ralladura de una lima, láminas de pepino y de apio.
- Pan de salvado y semillas, con pollo confitado, queso brie, alioli, bacon y rúcula: armar el sándwich con el pan previamente cortado y untado con la salsa alioli, luego el pollo confitado, láminas de queso brie, panceta ahumada bien dorada y crujiente, y la rúcula en juliana hiper fina.

Plancha de boquerones y pimientos asados
Ingredientes
Rebanadas de pan
Boquerones marinados
Pimiento asado y despepitado
Perejil
Mayonesa
Preparación
Tostar las rebanadas de pan con un poco de aceite de oliva. Completar con el pimiento, el boquerón y el perejil

Plancha de atún, pasta de olivas y piquillos
Ingredientes
Rebanadas de pan
Atún desmenuzado
Pimiento del piquillo
Mayonesa
Pasta de aceitunas negras
Preparación
Tostar las rebanadas de pan con un poco de aceite de oliva. Completar con la pasta de aceitunas negras, el piquillo y por ultimo el atún desmenuzado y mezclado con un poco de mayonesa para ayudar a moldearlo. Terminar con brotes de perejil y en caso de no tenerlos colocarle perejil picado.

Plancha de salmón y limón
Ingredientes
Rebanadas de pan
Salmón ahumado
Picadillo de limón y cebolla
Eneldo
Preparación
Tostar las rebanadas de pan con un poco de aceite de oliva. Completar con el picadillo de limón y cubrir con las láminas de salmón ahumado. Terminar con las hojas de eneldo y como opcional alcaparras.

Carrilleras

La carrillera (denominada también carrillada) es un corte de carne en el cerdo y la ternera (a veces incluso del buey) procedente de los cachetes del animal. La palabra proviene de carillo o mejilla.
Hace años que aprendí a cocinarlas en España y hoy quiero compartirles estas recetas deliciosas.

Carrillera de ternera al vino tinto
Ingredientes
Carrilleras o nuez de quijada 1
Vino tinto 300 ml.
Zanahorias 100 grs.
Puerro 25 grs.
Ajos 2 grs.
Cebolla 25 grs.
Laurel c/s
Tomillo c/s
Granos de pimienta negra c/s
Agua 200 ml.
Cebollita Baby 50 grs.
Castañas 20 grs.
Preparación 
Limpiar las carrilleras de restos de hueso y piel, desangrar si fuera necesario en agua fría.
Macerar las carrilleras por espacio de 12 horas con 500 ml de vino, las verduras cortadas y las hierbas.
Escurrirlas, sazonar, enharinar y freír hasta dorar bien. Retirar y dorar entonces las verduras.
Juntar las verduras bien doradas con las carrilleras y mojar con los 500 ml de vino restantes y el agua.
Cocinar hasta que estén tiernas. (El tiempo dependerá de la carne, puede ser entre 3 y 4 horas).
Una vez cocidas retirar, pasar la salsa por el colador presionando ligeramente la verdura en él.
Cortar las carrilleras en frío a trozos regulares y guardar con la salsa.
Blanquear las cebollitas y retirarles la piel dejándolas del tamaño de una nuez, dorarlas en una sartén, sazonar y añadir a las carrilleras.
Quitar el tallo a los champiñones, lavar y cocinar en una sartén a fuego suave con un poco de mantequilla y aceite, dejando que suelten el agua, sazonar y añadir a las carrilleras.
Arrancar un hervor a todo el guiso poner a punto de sal teniendo en cuenta que se calentará otra vez en el momento de servir.

Canelones rellenos de carrilleras de ternera
Ingredientes (para 4 personas)
16 láminas de canelones
2-3 carrilleras de ternera
1 cebolla
1 zanahoria
1 puerro
3 cucharadas de harina
1 vaso de vino blanco
agua
aceite de oliva
sal
pimienta negra
Preparación
Poner a cocinar las carrilleras bien limpias en una olla a presión con agua hirviendo y sal. Agregar la cebolla, la zanahoria y el puerro pelados y enteros y 10-15 granos de pimienta negra. Cerrar la olla a presión y cocinar durante 25-30 minutos desde que empiece a salir el vapor. Escurrir y dejar enfriar. Reservar el caldo.
Poner a cocinar la masa de los canelones en una cacerola con abundante agua hirviendo y sal. Mover las placas para que no se peguen y cocinar durante 8-10 minutos. Escurrir, refrescar y reservar.
Picar las cebollitas y doralas en una sartén con aceite. Cuando estén bien pochadas, agregar la harina y cocinar hasta que tome color marroncito. Añadir el vino blanco, una buena cantidad de caldo (unos 3 vasos) y un puñadito de perejil picado. Cuando empiece a hervir, incorporar las carrilleras picadas. Cocinar durante 3-4 minutos y colar. Picar finamente la carne y reservar el caldo.
Rellenar los canelones con la carne picada y colócarlos en una bandeja de horno. Cubrir los canelones con el caldo y hornear a 200-220º C, durante 5-6 minutos.

Chocolate, pasión de multitudes

Hoy comparto con ustedes recetas dulces y riquísimas para disfrutar durante cualquier tarde de este otoño, con un té, café, entre amigos o en familia. Prueben y disfruten del chocolate y sus virtudes.

Florentinos de chocolate y frutas secas
Ingredientes
100 gr de chocolate
75 gr de manteca
45 gr de azúcar
30 gr de agua
20 de miel
40 gr de harina
75 gr de almendras afiladas
30 gr de damascos secos
30 pasas de uvas
30 gr de avellanas trozadas
Preparación
Calentar en una cacerola el agua, el azúcar, la miel y la manteca hasta que esta última se derrita.  Agregar de a poco la harina, los damascos secos picados, las avellanas trozadas y las almendras fileteadas. Mezclar todo.
Con una cuchara, formar pequeñas bolas bien separadas unas de otras sobre una placa con papel para el horno o una placa de silicona y aplastarlas.
Llevar la preparación a un horno de 180 grados durante unos  10 minutos.  
Retirar la placa del horno y dejar enfriar durante 1 minuto. Cubrir de chocolate fundido la superficie llana del florentino y dejar endurecer durante 10 minutos a temperatura ambiente.

Trufa de chocolate con café
Ingredientes 
125 gr de chocolate cobertura semiamarga
100gr de chocolate con leche
100ml de crema de leche
50gr de manteca
1 cucharilla de café instantáneo
2 cucharadas de cacao en polvo
Preparación
Primero derretir los dos tipos de chocolate. Después apartar del fuego y agregar la crema de leche, remover muy bien hasta que quede como una crema y reservar.
Mientras tanto dejar ablandar la manteca en un cuenco y mezclarla con el café. Una vez que quede cremoso añadir a la otra mezcla juntando todo muy bien.
Dejar enfriar esta pasta unas horas y cuando esté mas fría,  tomar trozos de masa y hacer pequeñas bolas, que luego se cubren con cacao en polvo. Listo, a disfrutarlas!

Cookies de avena y chocolate
Ingredientes
1 taza de harina 0000
1/2 cucharadita de bicarbonato de sodio
1 pizca de sal
1/2 taza de manteca + 2 cucharadas
1/2 taza de azúcar
1/2 taza de azúcar rubia
1 huevo
Esencia de vainilla
1 taza de avena
1 y 1/2 taza de chocolate
1/2 taza de almendras (peladas, tostadas y procesadas)
Preparación
En un bol colocar la harina tamizada junto a la sal y el bicarbonato de sodio.
Aparte, batir la manteca integrándola con el azúcar común y la rubia. Añadir el huevo y la esencia de vainilla.
Agregar a la mezcla anterior la harina, la avena, el chocolate cortado en trocitos y las almendras. Unir todo.
Tomar porciones de la mezcla con una cuchara y formar cookies sobre una placa.
Cocinar en horno precalentado durante 15 minutos o hasta que estén doraditas.
Retirar del horno y dejar enfriar sobre una rejilla.

Napolitanas de chocolate
Ingredientes 
Para la masa
Harina 1 Kg.
Sal  0.015 Kg.
Azúcar 0.200 Kg.
Huevos 3 u.
Levadura 0.035 Kg.
Leche  0.230 l.
Miel  0.035 Kg.
Es. de vainilla c/n.
Licor c/n.
Para el empaste
Manteca 0.500 Kg.
Harina 0.100 Kg.
Para el almíbar
Agua 0.120 l.
Azúcar 0.300 Kg.
Gotas de limón
Para el relleno 
250 ml de leche entera
50 g de azúcar
1 vaina de vainilla
50 g de chocolate fondant
1 vaina de vainilla
2 yemas de huevo
20 gr de almidón de maíz
Preparación
Realizar el empaste con la harina y la manteca, darle forma rectangular, envolver en papel film y llevar a la heladera.
Colocar en un bol todos los ingredientes de la masa en este orden: huevos, leche, levadura, azúcar, esencia de vainilla, licor, miel, sal. Por último la harina.
Mezclar hasta que se forme una masa suave y homogénea.
Dejar descansar por 5 minutos. Estirar con palote hasta conseguir una masa con 2 cm de espesor. Colocar el empaste en el medio, cerrar. Llevar a la heladera durante 2 horas.
Luego estirar, dar una vuelta simple. Llevar nuevamente a la heladera por 2 horas. Repetir este paso  2 veces más.
Para el relleno: Calentar poco a poco la leche, reservando un poco, con las semillas de vainilla, el azúcar y el chocolate troceado. En un cuenco echar el resto de leche y mezclar con el almidón de maíz, removiendo con un tenedor hasta que no queden grumos.
Unir a las yemas y cuando la leche comience a hervir agregar sin dejar de remover hasta que espese.
Reservar la crema tapada hasta el momento de utilizar.
Estirar el hojaldre dejándolo con un grosor de medio centímetro más o menos. Cortar porciones de unos 11×7 cm para hacer panes de chocolate más bien pequeños o rectángulos del tamaño deseado.
Colocar cada porción de masa con el lado más estrecho hacia nosotros, dejar unos 4 cm desde el borde y poner un poco de crema de chocolate. Encerrar la crema con la masa y poner otro poco de crema. Enrollar el resto sobre sí mismo.
Poner cada napolitana sobre una bandeja de horno forrada con papel, pincelar con huevo batido y dejar que la masa suba. Calentar el horno a 200º.
Pincelar de nuevo cada "pan" y hornear a 180º hasta que la masa suba y la superficie esté dorada, unos 10-12 minutos, dependerá un poco del tamaño de los panes.
Mientras, realizar un almíbar con las cantidades de la receta.
Retirar del horno a una rejilla y bañar con almíbar y/o glasear o bañar con chocolate fundido.
Dejar secar antes de consumir.

Jamón glaseado

Hoy les quiero compartir una receta que hacía mucho durante mis primeros pasos como chef: es el jamón Glaseado. Año atrás, en mis comienzos el que sabía hacer este jamón era digno de respeto y admiración. Es un jamón que se puede comer frío o tibio, con la certeza que les gusta a todos.
El jamón glaseado es un clásico de la cocina gourmet, de grandes banquetes y responde a aquellos que buscan lo sabroso. Y existen tantas versiones, como patas de jamón hay.
Esta receta es una combinación de varias experiencias y es la que particularmente a mí mas me guste. Espero que la disfruten.

Pernil de jamón natural glaseado
Ingredientes
1 pernil de jamón ahumado al natural
cantidad necesaria Clavos de olor
250 g azúcar negra
200 g de miel
200 g de mostaza
200 g de jugo de piña
500 cc de vino blanco
1 rama de canela
Preparación 
Para esta receta, comenzar por hacer la cuadricula deseada con la ayuda de un cuchillo, sobre la parte superior del pernil. En cada intersección insertar un clavo de olor. En una placa de horno (preferentemente honda) colocar la canela y encima el jamón.  En un bol mezclar el resto de los ingredientes y verter sobre el jamón de manera que cubra toda la superficie.
Cocinar en horno  precalentado a 160º C durante una hora y media. Durante este tiempo ir glaseado los jugos de cocción por encima del jamón para que la cocción sea lo mas pareja posible.
Una vez cocido, reservar el jugo de la cocción para poder servirlo en los platos como se ve en la foto.
Les sugiero acompañar con la fruta o ensalada que mas les guste.

Sol de otoño

En esta etapa del año, comenzamos a desear platos calóricos, suculentos y, por sobre todo, sabrosos, que invitan a compartir momentos en familia o con amigos. Sopas, cazuelas, el mundo de los hongos, las manzanas, los budines en tarde cuando el clima invita a la pausa. Todas buenas razones para invertir tiempo en los fuegos de los hogares y disfrutar de estas delicias.
Hoy les propongo estas ideas para incursionar el mundo de las setas y hongos más conocidos, que son versátiles a la hora de preparar infinidad de recetas.

Salsa de champignones
Ingredientes
500 g champignones frescos
250 g salsa bechamel
250 ml. de crema de leche
100 gr. panceta ahumada
1/2 cebolla
30 cc cognac
100 cc vino blanco seco
Sal
Preparación
Cortar la cebolla en trocitos muy pequeños y sudar con un poco aceite de oliva extra virgen en una sartén.
Incorporar la panceta cortada en lardons (tiras) y los champignones fileteados. Flambear con el cognac hasta que se evapore por completo.
Deglasar con el vino blanco y luego agregar la crema de leche junto con la salsa bechamel (ver receta más abajo).
Dejar hervir hasta que tome el cuerpo deseado.
Rectificar con sal y pimienta según el gusto. Ideal para acompañar las pastas rellenas que más les gusten.

Salsa bechamel
Ingredientes
1 litro de leche
5 cucharadas de harina
un vaso pequeño de aceite
sal y nuez moscada
Preparación
Calentar el aceite en una sartén a fuego débil. Incorporar la harina y remover con una espátula de madera; si la masa estuviera un poco dura añadir un poco más de aceite. Ir moviendo la masa hasta que adquiera una consistencia de una salsa blanda. Agregar la leche de una vez, moviendo sin parar la mezcla resultante; Remover muy bien para que no se hagan grumos. Cuando la masa está cocida, añadir la sal y la nuez moscada.

Ragôut de setas y hongos
Ingredientes
200 ml de aceite de oliva
1 Cebolla blanca picada en cubos pequeños
2 Dientes de ajo laminados
1 kg de hongos frescos (se puede utilizar la variedad que más les guste o que encuentren en el mercado)
50 g hongos de pino secos
100 cc de Cognac
300 cc Vino Oporto
500 cc de consomé de pollo
50 g almidón de maíz
c/n Taza de perejil liso picadito
c/n Taza de queso parmesano rallado
c/n de albahaca
c/n Sal y pimienta
Preparación
En una sartén calentar el aceite, agregar la cebolla y el ajo y dejar cocinar a fuego bajo por unos 5-8 minutos.
Agregar luego los hongos y salpimentar al gusto. Subir el fuego y dejar cocinar hasta que los hongos evaporen toda el agua.
Retirar la sartén del fuego y agregar el cognac. Nuevamente llevar a fuego y dejar evaporar el líquido. Luego agregar el vino Oporto y consomé de pollo y dejar reducir a la mitad.
En un recipiente colocar el almidón de maíz e hidratarlo con agua fría. Mezclarlo bien hasta que se disuelva y verter en la preparación para que ligue y de la textura deseada.
Retirar del fuego y por último agregar el perejil y el queso.

Pollo con girgolas y miel
Ingredientes
2 pechugas de pollo
300 grs. de Gírgolas
2 echalottes
2 dientes de ajo
50 g perejil picado
50 g cilantro picado
1 pocillo de aceite de oliva
2 cucharadas de miel, sal y pimienta.
Preparación
Trozar las pechugas en tiras. Poner aceite de oliva en la sartén, los dientes de ajo aplastados sin pelar. Agregar el pollo, sal y pimienta y dejar dorar a fuego mediano. Una vez dorado, agregar la miel.
En otra sartén poner aceite de oliva, echalotte picado, las Gírgolas en trozos grandes o enteras y cocinar sólo unos minutos hasta que suelten sus aromas. Incorporar las hierbas y servir el pollo con los hongos y la guarnición que mas les guste.

Seguidores