Sabores saludables

Las tartas o quiche son siempre una buena opción de almuerzo, tanto para comer liviano en nuestras casas, como para llevar al trabajo o a la playa. Aquí les dejo dos opciones con vegetales, para disfrutar de recetas ricas y saludables.

Quiche de espinacas, puerros y queso brie
Ingredientes

1 base de masa de tarta o masa quebrada
1 paquete de espinacas
2 puerros
2 dientes de ajo
Aceite de oliva y sal
Nuez moscada
Pimienta
Perejil
3 huevos
150 ml de crema de leche
50 ml de leche
Queso brie
Preparación
Picar los dos dientes de ajo y saltearlos en un poco de aceite.
Incorporar y saltear los puerros en rodajas o tiras finas hasta que queden tiernos.
Por último agregar las hojas de espinacas bien limpias y saltear por un minuto.
Precalentar el horno a 180ºC. Forrar o untar el molde cuadrado o redondo y colocar la masa en él, procurando que sobresalga un poco del borde.
Hornearla cubierta con papel de aluminio y legumbres secas para que no suba durante 15 minutos.
En un bol batir bien los huevos, la crema y la leche. Añadir la nuez moscada, sal pimienta y perejil.
Esparcir por la base las verduras salteadas, cubrir con los líquidos y terminar con un poco de queso rallado.
Hornearla durante 20 minutos o hasta que esté cocida, agregarle fetas de queso brie y gratinarla 5 minutos más.

Quiche de zapallitos
Ingredientes

Masa hojaldrada para tartas, 1 disco
Zapallitos, ½ kilo
Cebollas, 1
Cebollita de verdeo, 2
Queso rallado, 100 g.
Huevos, 3
Crema de leche, 200 g.
Manteca, cantidad necesaria
Aceite de oliva, cantidad necesaria
Sal y pimienta al gusto
Preparación
Cortar la cebolla en rodajas finas. Cortar los zapallitos en rodajas y luego en cuadraditos de 2 cm. aproximadamente.
Saltear la cebolla y los zapallitos en una sartén utilizando la mitad de la manteca y el aceite. Salpimentar y reservar.
Batir ligeramente los huevos.
Mezclar los huevos con la crema, el queso crema y el salteado de cebolla ají y zapallitos.
Agregar el queso rallado y salpimentar nuevamente de ser necesario.
Colocar el disco de masa en una tartera. Rellenar con la mezcla de zapallitos.
Llevar a horno moderado hasta que la superficie esté dorada, unos 40 minutos. Retirar.
Se puede servir caliente, tibia o fría.

Sandía

La sandía es esa fruta fresca y siempre apetecible, que invade de agradable dulzura nuestra boca. Es muy posible que no conozcamos sus increíbles propiedades, o que los expertos en nutrición llamen a la sandía como “la fruta que es buena para todo”…
Es pues una fruta ideal para incluir en la dieta diaria, no solo es buena para la salud, es refrescante y sabrosa, por eso les quiero compartir recetas unas sencillas y originales.

Takos de sandía (ideal para una tarde de mucho calor)
Ingredientes

Sandía
Tomate
eneldo fresco
Sal entrefina
Aceite de Oliva virgen extra
c/n rodajas de pepino y rabanitos marinados
Preparación
Lavar y pelar los tomates.
Cortar la sandía y el tomate, la sandía en forma cuadrada así será más facil apoyarla, y el tomate como mas les guste. Cortar los pepinos y marinarlos durante 30 minutos en una mezcla de 1 parte de vinagre de alcohol, ½ parte de azúcar común y pizca de sal.
Pinchar el tomate y la sandía con un palillo, por encima poner la sal y la albahaca fresca.
Por último, unas gotas de aceite de oliva virgen.

Ensalada caprese con sandía
Ingredientes

250 gr tomates cherry
300 gr mozzarella boconccino
16-20 bolas de sandía fresca
c/n pimienta negra, albahaca fresca, sal, aceite de oliva virgen extra.
Preparación
Los tomates se deben lavar bien.
Escurrir las bolas de mozzarella del líquido de conservación.
Hacer las bolas noissette de sandía con una cuchara parisien.
Lavar y seca las hojas de albahaca.
Aliñar con el resto de los ingredientes.

Festival de ensaladas

Cada vez más, las ensaladas se imponen como plato principal o único, especialmente en épocas de calor, como las que están comenzando en nuestro país. Nutritivas, sabrosas y con menos calorías que un menú tradicional, son una opción ideal para disfrutar al aire libre. A continuación, ideas que, no por simples, dejan de tener un toque de sofisticación. Que las disfruten.

Ensalada de tomates confitados, boconccino, ajo, albahaca y jamón
Ingredientes (para cuatro porciones)

1,2 Kg. tomates redondos
Poco menos de medio vaso aceite de oliva
2 hojas laurel
4 dientes ajo
1 cucharada de azúcar pimienta
4 boconccinos
100 g. Jamón de Jabugo
Sal
Preparación
Cortar el tomate al medio para obtener dos mitades a lo largo y luego otro corte para que queden cuatro cuartos. Con ayuda de un cuchillo de oficio deben quitarse la pulpa y las semillas, que se pueden utilizar para luego hacer, por ejemplo, una salsa de tomate o un gazpacho.
Colocar la mitad del aceite de oliva en una placa para horno y disponer los gajos de tomate sobre ella. Rociar con laurel triturado, pimienta negra molida, azúcar y sal. El ajo puede cortarse en láminas finas y esparcirse sobre todos los tomates.
Bañar todo con el restante del aceite de oliva.
Llevar a horno mínimo durante al menos una hora y media y luego darlos vuelta. Llevar a horno una hora más tapado con papel metalico.
Una vez cocidos dejar enfriar y guardar en un frasco previamente desinfectado.
Para terminar la ensalada, sobre un fuego mínimo colocar una sartén y añadir una juliana de jamón de Jabugo o serrano, junto con un chorro de aceite de oliva extra virgen. Cocinar hasta que tome un color dorado y reservar a temperatura ambiente.
Disponer los tomates sobre la base del plato, completar con los boconccino, el sofrito de jamón y el jugo de la cocción de los tomates. Terminar con hojas de albahaca fresca.

Ensalada de calabacines grillados, albahaca y búfala
Ingredientes (para cuartro porciones)

400 gramos de mozzarella de búfala
500 gramos de zucchini,
4 cucharadas de aceite de oliva,
2 ramitas de albahaca,
100 almendras peladas,
60 g Jamón serrano,
3 dientes de ajo
c/n sal y pimienta
Preparación
Cortar la mozzarella en rodajas o si se trata de boconccino, enteros, colocarlos en una bandeja inclinada o en un escurridor y dejarla reposar unos 15 minutos.
Lavar los zucchini y cortalos en rodajas, seguidamente, grillar en una plancha con muy poca cantidad de aceite. Una vez que tomaron color, quitar y reservar.
Picar el jamón y colocarlo en un sartén junto con las almendras y el ajo laminado. Cocinar muy lentamente dentro del aceite de oliva y cuando todo quede de un color torrado, quitar del fuego y reservar.
Intercalar los ingredientes, aliñar y agregar hojas de albahaca fresca.

Ensalada de chauchas con jamón
Ingredientes (para 4 personas)

800 g chauchas Ballina
5 dientes de ajo
4 cucharadas de aceite extra virgen
100 g jamón serrano
Preparación
Lavar las chauchas, quitar las nervaduras y las colas, cortarlas en pequeñas longitudes. Colocar en una cacerola y cubrir con agua. Añadir una pizca de sal y llevar el agua a ebullición.
Cocinar las chauchas por unos 10 a 12 minutos hasta que estén tiernas. Escurrir en un colador.
Laminar los dientes de ajo. Cortar el jamón en dados pequeños.
Colocar el aceite de oliva en una sartén y añadir el ajo. Cocinar por unos segundos, sin dejar que tome color el ajo, y añadir los cubitos de jamón. Saltear los cubos de jamón durante 1 a 2 minutos o hasta que estén ligeramente doradas.
Añadir las chauchas cocidas e ir moviendo y removiendo en la sartén hasta que se amalgame el conjunto. Dejar atemperar y servir.

Ensalada de palmitos y palta o aguacate
Ingredientes (para 4 personas)

6 trozos de palmitos troceados
1/4 lechuga cortada juliana
1 manzana
1 palta
1 tomate
Almendras o nueces
Aceite de oliva
1/2 limón
Sal
Pimienta
Preparación:
Preparar la lechuga en juliana, los palmitos trozados con no menos de medio centímetro de grosor, los tomates y la manzana en pequeños dados y el aguacate en gajos grandes. Colocar en una fuente todo mezclado, excepto en aguacate que rodeará a modo de adorno haciendo un círculo en la fuente. Dejar algunos trozos de palmito para el centro a modo de adorno.
Hacer una vinagreta con aceite de oliva, unas pocas almendras machacadas, el limón (o vinagre), la mostaza, y sal al gusto.
Rociar la vinagreta en la fuente de forma que se aliñen todos los ingredientes. Echar un poco de pimienta sobre los trozos de palta. Listo para servir.

Quinotos

Ya comenzamos a pensar en esas tardes / noches con temperaturas más agradables, mientras esperamos con ansiedad que lleguen el calor y el verano. Para ir preparándonos para disfrutar a pleno de esta estación, les propongo hoy una serie de recetas con esta fruta que a muchos nos acompañó desde la niñez. Simples y fáciles de preparar, adecuados para un buen antojo. ¿Se animan?

Dulce de quinotos
Ingredientes

1k Quinotos
750 g Azúcar
c/n Canela y clavo de olor
Preparación
Lavar muy bien los quinotos.
Ponerlos en una olla y cubrirlos con agua y 3 cucharadas de azúcar.
Calentar el agua con los quinotos y hacer hervir hasta que queden tiernos, (unos 20 minutos).
Retirar los quinotos del agua, esperar a que se entibien para cortarlos al medio y quitarles las semillas.
Volver a poner en la olla agregar lo que resta de azúcar y volver a cubrir todo con agua.
Cocinar a fuego muy suave (incluso se puede poner la olla sobre un tostador o placa de amianto), revolviendo de vez en cuando con cuchara de madera.
Ir agregando agua si la preparación se seca.
En todo el proceso de cocción (que llevará una hora y media o dos), como en todo dulce o mermelada, hay que estar muy atento para que no se queme.
Cuando el dulce esté a punto retirar y colocar en frascos esterilizados.
El punto se prueba retirando una cucharadita de dulce en un platito y cuando se enfría separar con un cuchillo, si el surco se mantiene ya está el dulce.
Guardar en lugar fresco y oscuro.

Quinotos en almíbar
Ingredientes

1 kilo Quinotos bien firmes
1 litro Agua
700 gramos Azúcar
Preparación
Lavar bien los quinotos frotándolos con un cepillito.
Con un escarbadientes o tenedor pinchar las puntas de cada quinoto hasta el centro.
Disponer en una cacerola y cubrir con agua. Cocinar por unos cinco minutos hasta después de que hayan empezado a hervir. Retirar con una espumadera y reservar.
En otra olla preparar un almíbar con un litro de agua y la mitad del azúcar.
Disponer los quinotos en esa mezcla y hervir por unos diez minutos. Apagar el fuego y reservar hasta el día siguiente en la olla tapada.
Extraer los quinotos y colocar en frascos esterilizados los quinotos y cubrir con el almíbar. Esterilizar.
Conservar en lugar fresco y con poca luz. Una vez abiertos, los dejo en la heladera.

Epoca de duraznos

Proveniente de China, el durazno es una de las frutas más sabrosas que se pueden conseguir en esta temporada. Dentro de las 3 variedades de octubre y noviembre se pueden encontrar frutas sabrosas, pero para las de buen tamaño hay que esperar un poco más.
Les propongo dos ideas simples y ricas para que puedan innovar en el consumo de esta deliciosa fruta y una tercera, de conserva, para que puedan continuar disfrutando de su sabor, después de su temporada.

Ensalada de duraznos y espárragos
Ingredientes

2 duraznos
1 atado de espárragos blanqueados
1 taza de tomates cherries en mitades
½ taza de arándanos frescos
Sal y pimienta
1 cucharada de jugo de limón
1 cucharadita de mostaza
1 cucharada de finas hierbas
8 cucharadas de aceite de oliva
Sal y pimienta
Preparación
Para el aliño, integrar el jugo de limón, la mostaza y las finas hierbas. Verter el aceite de oliva y emulsionar. Salpimentar.
Mezclar los duraznos, los espárragos, los tomates y los arándanos. Salpimentar. Remover con cuidado para no dañar los duraznos. Servir la ensalada y aliñar. Esta preparación se puede completar (como en la imagen) con unas delgadas fetas de jamón crudo, que le darán un toque de distinción.

Chutney de duraznos
Ingredientes

1.5 kilo de duraznos
1 kilo de manzana verdes
1 cebolla
1 echalote
50 gramos de azúcar
50 gramos de pasas de uva
2 cucharadas de sal
1 cucharada de jengibre fresco, rallado
4 unidades de chiles (o 4 cucharadas de ají molido)
6 unidades de clavos de olor
6 pocillos de vinagre de manzana
Preparación
Pelar los duraznos y las manzanas y cortarlos en cubos. Picar la cebolla y la echalote. Mezclar todos estos ingredientes junto con el azúcar, las pasas de uva, la sal, el jengibre rallado, los chiles (o ají molido), los clavos de olor y el vinagre en una cacerola de fondo grueso (como las pesadas de acero).
Dejar hervir de 2 a 3 horas (a fuego suave), revolviendo cada tanto hasta que quede una preparación espesa y dorada.
Envasar en caliente en 4 frascos chicos (puede usar los de mermelada o los que vienen con cierre hermético), limpios y enjuagados con alcohol fino. Se conserva hasta 3 meses en la heladera.
Servir acompañando aves o carne de cerdo asadas y/o grilladas.

Duraznos en almíbar
Ingredientes

2 kg de duraznos
1/2 k azúcar común
1 l agua
3 cucharadas jugo limón
Preparación
Poner agua a hervir en una cazuela mediana. Mientras se calienta el agua frotar los duraznos para quitarles la pelusa. Una vez que hierva el agua ir escaldando los duraznos durante un minuto y colocarlos en agua fría.
Cuando ya estén todos los duraznos escaldados pelarlos y partirlos por la mitad. Quítales el carozo.
Ir colocando las mitades de durazno en tarros de cristal.
Poner a fuego lento un litro de agua con medio kilo de azúcar. Cuando se vaya formando el almíbar, añadir el jugo de limón y dejar 5 minutos más al fuego.
Por último, echar el almíbar caliente sobre los duraznos, tapar los tarros y ponerlos al baño María durante unos 15 minutos. Deja enfriar y ya estarán listos para comer.

Primavera, temporada de espárragos

El espárrago pertenece a la familia de las liliáceas y crece de un arbusto llamado esparraguera. Son tan ricos como nutritivos -tienen vitaminas C y E, así como cantidades inferiores de ácido fólico, tiamina (vitamina B1) y riboflavina (vitamina B2), fósforo, hierro, magnesio y potasio, además de beta-carotenos (provitamina A) y luteína (carotenoide sin actividad provitamínica A).
Les comparto estas deliciosas recetas para que puedan aprovechar al máximo, las virtudes de este noble vegetal, que tienen una corta temporada, durante los meses de primavera.

Espárragos a la holandesa
Ingredientes
6 huevos frescos
2 cucharadas de vinagre
Agua hirviendo
Agua fría
Un atado de espárragos
Sal de mar
3 yemas de huevo
Una cucharada de agua fría
Jugo de un limón
125 gr de manteca derretida
Sal y pimienta
6 rebanadas de pan
Preparación
Para realizar huevos poché, poner un olla con agua y el vinagre a hervir. Cuando el agua este hirviendo, con un batidor de barillas hacer un remolino en el centro y entonces vaciar un huevo. Dejar que se mueva y poco a poco con una cuchara acomodar la clara de tal manera que cubra la yema. Dejar el huevo entre 3 y 4 minutos, retirar del agua hirviendo y depositar el huevo en el agua fría para detener la cocción. Repetir la operación con los huevos restantes.
Mientras tanto hervir en abundante agua con sal de mar los espárragos.
Cuando el agua rompa a hervir añadir los espárragos y retirarlos a los 5 minutos o cuando estén suaves pero aún conserven un color verde brillante.
Retirar del fuego y depositar en agua fría para detener la cocción.
Para la salsa holandesa: Batir las yemas en un recipiente con el batidor hasta que se espesen y estén pegajosas -entre 1 o 2 minutos-.
Añadir una cucharada de agua fría, el jugo de limón, la sal y batir durante medio minuto.
Agregar una cucharada de manteca fría sin batir. Colocar el recipiente sobre agua ligeramente hirviendo (baño maría) y batir las yemas hasta que se hagan ligeramente espesas formando una crema suave (1 o 2 minutos).
Retirar del fuego agregar otra cucharada de manteca fría y batir, esto detendrá la cocción de las yemas.
A continuación ir agregando en pequeñas cantidades la manteca derretida y batir al mismo tiempo hasta que se convierta en una salsa espesa y muy cremosa.
Rectificar la sazón y añadir sal, pimienta y jugo de limón de ser necesario.

Ensalada de espárragos
Ingredientes 
16 espárragos frescos
300 gr. de habas frescas o congeladas
1 lechuga mantecosa
1 cucharada de azúcar
vinagre
aceite de oliva
sal
cucharada de semillas de amapola
cebollino
Preparación
Desgranar las habas frescas y cocinarlas en una cacerola con agua hirviendo y sal. Dejar que hiervan durante 4-5 minutos, pasarlas a un cuenco con agua con hielo y luego pelarlas.
Pelar los espárragos y cocinarlos con abundante agua, una pizca de sal y una cucharada de azúcar durante no más de 10 minutos. Retirarlos a un plato y dejar templar.
Para preparar la vinagreta, poner 4 cucharadas de aceite en un cuenco, agregar una cucharada de vinagre, las semillas de amapola, las huevas de trucha, el ciboulette picado y una pizca de sal. Mezclar todo bien y reservar.
Limpiar y cortar en juliana la lechuga. Colocarla en el fondo de un plato y encima los espárragos. Acompañar con las habas, aliñar con la vinagreta y servir.

Risotto de espárragos
Ingredientes 
3 tazas de consomé de pollo
3 cucharadas de aceite de oliva
2 cucharadas de manteca
1 cebolla picada
1 1/2 taza de arroz
1/4 taza de vino blanco seco
12 espárragos
1/4 de taza de parmesano rallado
La ralladura de limón
1 cucharada de jugo de limón
2 cucharadas de ciboulette
sal y pimienta
Preparación 
Retirar la parte dura a los espárragos y cocinarlos en abundante agua. Reservar los espárragos.
Picar la cebolla y los dientes de ajo y reahogarlos en una cazuela con un chorrito de aceite hasta que se ablanden. Añadir el arroz y rehogar. Cubrir con un tercio del agua de cocción de los espárragos y salpimentar.
Cocinar a fuego suave durante 18 minutos y agregar el resto del caldo en dos partes sin dejar de remover el arroz para que espese. Cuando se evapore el caldo, incorporar el queso y la manteca y dejar que se fundan.
Separar la yema del tronco de los espárragos y saltear las por separado. Sazonar.
Colocar un corta pastas cuadrado en cada plato, cubrirlos con el arroz. Presionar bien y agregar los espárragos salteados. Desmoldar y espolvorear con una pizca de perejil picado. Servir

Masa bomba o pate a choux

La pate a choux, se denomina en nuestro país masa bomba, ya que se utiliza para hacer las bombas de crema o profiteroles.
Esta masa es de doble cocción ya que lleva una primera cocción sobre fuego y la segunda en horno. Durante la primera cocción logramos transformar el almidón de la harina en un engrudo espeso, el cual luego aligeramos con la adición de huevos. Cuando entra al horno el calor a 100 grados transforma el agua o la leche en vapor, pero también los huevos comienzan a coagular simultáneamente. A los 70 grados los huevos coagulados forman una corteza impermeable que retiene el vapor, este vapor intenta escaparse haciendo presión, provocando que las piezas se inflen.
Pasados unos minutos, el vapor perfora la masa y escapa, pero para ese momento los huevos coagularon completamente y la forma de la masa quedo fija en su aspecto definitivo.
Por eso encontramos en un profiterol, partes de corteza muy lisa y algunas grietas, por las que escapó el vapor.

Recomendaciones básicas

Huevos: la cantidad de huevos dependerá de determinadas variables, el tamaño de los huevos, el poder de absorción de la harina, la duración de secada de la masa en la primera cocción.
Materia grasa: generalmente se utiliza manteca, se puede reemplazar por cada 125grs de manteca o 100cc de aceite.
Azúcar y sal: da color y sabor, con respecto a la cantidad de azúcar puede afectar el crecimiento de la masa en el horno. En general es muy poca la cantidad de sal y de azúcar que se le agrega ya que la masa tiene un sabor neutro, ni dulce ni salado.
Agua: puede ser reemplazada por leche, lo cual derivará en una masa más fina y menos crocante.

Secuencia de elaboración

Primera cocción: colocar el agua o leche y la manteca en cubos pequeños, la sal y el azúcar. Llevar a punto de hervor. La manteca debe estar fundida el momento de hervir.
Agregar de golpe la harina y revolver con fuerza afuera del fuego hasta formar una masa homogénea y lisa que se separa de las paredes y de la base de la cacerola.
Volver al fuego y cocinar a fuego suave un minuto. Esta operación se realiza para retirar un posible exceso de humedad de la masa.
Retirar la masa de la cacerola y dejar enfriar a temperatura ambiente.
Incorporación de los huevos: a la masa ya fría agregar los huevos de a uno. Inicialmente la masa tiene un aspecto disociado como si estuviera cortada pero a medida que se revuelve la masa absorbe la humedad del huevo.
El último huevo se debe agregar controlando el punto de la masa. Este paso es importante no obviarlo ya que si se incorpora más huevo de lo que se necesita la masa no servirá para hornear y el error no se puede subsanar. El punto de la masa se controla agarrando un poco de masa con el dedo índice y pulgar, abriendo los dedos de golpe y si la masa:
A) Se corta, significa que le falta humedad.
B) Si se cae de los dedos, significa que le sobra humedad.
C) Si se forma un puente elástico, significa que la masa esta en el punto justo.
Segunda cocción (estibado y horneado): la placa debe estar enmantecada y enfriada esta es la mejor opción. También se puede enharinar pero muy poco ya que dificulta la tarea de estibado. Una vez cargada la manga realizar las formas deseadas, pintarlas con huevo. Hornear a 180º C por 10 minutos inicialmente, esto ayuda a que las piezas se inflen y luego bajar el horno a 160º C hasta que se terminen de cocinar por dentro.
Conservación: una vez horneadas las piezas se dejan enfriar y se mantienen en latas herméticas por un par de días. Esta masa es propensa a absorber humedad.
La otra opción es congelar las piezas tibias. Al momento de utilizar retirar del freezer y llevar directo a un horno 160º C por 7 minutos, retirar enfriar y utilizar.
Las piezas se mantienen crujientes una vez rellenas aproximadamente por 5 hs.

Pate a Choux 
Ingredientes: 
315cc agua
125 gramos manteca
1 pizca  de sal fina
1 pizca  de azúcar común
190 gramos  harina 0000
5 huevos
Preparación: 
Hervir el agua, la manteca, el azúcar y la sal, en cuanto rompe hervor incorporar la harina de una sola vez, revolver hasta que se despegue de los bordes, retirar del fuego. Enfriar. Incorporar los huevos de a uno hasta lograr la textura indicada.
Cargar en manga y realizar las formas deseadas sobre placa enmantecada.
Realizar una cocción en dos tiempos. Horno 180º por espacio de 10 minutos, bajar el horno a 160º y continuar secando la preparación hasta que queden bien crocantes.

Seguidores